GF Rent

logo

PUNTA ARENAS Y LAS MARAVILLAS QUE LA RODEAN

Los pingüinos de Isla Magdalena

Isla Magdalena. Sin duda alguna vale la pena visitar a los pingüinos. Llegamos a Punta Arenas y fuimos a las oficinas de la empresa que nos daría el tour. Contratamos uno que duraba cuatro horas y ofrecía viaje en barco. Esta isla es hermosa, en ella habitan aproximadamente 120.000 pingüinos de Magallanes, siendo la colonia más grande de esta especie en el país.

Verlos tan cerca y poder tomarte fotos con ellos es una experiencia inolvidable, una de las mejores de la región. Ideal para visitar desde noviembre a marzo, cuando menos corre viento, ya que dependiendo de las condiciones climáticas se hace viable o no el paseo.

El imponente Parque Nacional Torres del Paine

Parque Nacional Torres del Paine, que aunque no queda cerca, llegar no iba a ser un problema en auto. Y no podíamos dejar de ir a este lugar, es impresionante. El camino es increíble, con paisajes muy hermosos, dignos de una postal, y con vientos muy fuertes. Al salir de Punta Arenas nos pidieron que tuviéramos mucho cuidado con los animales que pudieran cruzarse en el camino y así lo hicimos. Fue un viaje aproximado de tres horas hasta Puerto Natales, nos hospedamos allí hasta el día siguiente para tener el tiempo suficiente para pasear.

El Camino Y-290, más conocido como Lago Porteño, es una ruta de ripio que comunica Puerto Natales con la Portería Serrano, cercana a la administración del Parque Nacional Torres del Paine, con una distancia aproximadamente de 80 kilómetros. Entre Puerto Natales y el parque se encuentra el Monumento Natural Cueva del Milodón.

Preguntarse si vale la pena conocer las Torres del Paine sería una falta de juicio. Tiene el puesto número ocho de las maravillas del mundo, en competencia con más de 300 destinos a nivel mundial, y cómo no, con sus aguas color turquesa, sus paisajes alucinantes y todo el esplendor de las torres a tus pies.

La vista te deja sin aliento, y si no me creen pueden ver nuestras fotos. En esta época aún hace frío, por lo que es recomendable abrigarse lo suficiente, sobre todo con zapatos especiales para este tipo de terrenos, y así evitar caídas. También llevar protector solar, lentes de sol, guantes, una buena cámara y agua.

No sé qué me gustó más, si el paisaje durante el día o el atardecer. Aunque en la noche pasamos algo de frío logramos acomodarnos con mantas que nos prestaron unos compañeros de excursión.

Como contratamos un tour por el día, conocimos el Monumento Natural Cueva del Milodón. Es una cueva espectacular, con más de 200 metros de profundidad. Le debe su nombre al principal animal que allí habitaba hace más de 15.000 años, el milodón. Por supuesto le tomamos foto a la gran escultura que está presente en la cueva y que simula el tamaño real de esta criatura, de unos 2,5 metros de altura.

La vista es maravillosa, inolvidable. Antes de llegar pasamos por una serie de lagos y lagunas que no dejan de impresionar por su belleza. También pasamos por la imponente cascada Salto Grande, que bordea el Lago Pehoé, unas caídas de agua increíbles donde puedes divisar las torres y los cuernos en su mayor panorámica.

Otro lugar que no podíamos dejar de visitar es el glaciar Grey. Conseguimos un tour para hacer trekking. Al principio nos realizaron una charla introductoria donde nos explicaron el recorrido, todo el tiempo de duración y realizaron los ajustes del equipamiento que nos dieron con su respectiva prueba. Ya en el momento de llegar al glaciar nuestro guía nos dio una charla de seguridad para explicarnos las técnicas para desplazarnos en hielo y cómo debíamos usar el equipo.

A partir de allí empezamos el camino al glaciar durante unas tres horas. Pudimos ver ríos, lagunas, enormes grietas, y túneles con muchísimas tonalidades de celeste. De verdad la vista lo vale todo, es una gran experiencia si quieres ir con amigos o con familia.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Conversación abierta
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?